CRÓNICAS DE UN VIAJE A HAMBURG – 3ª PARTE

DÍA 3 ( 03/05/2008 )

Bueno… vamos mejorando! Hoy solo hemos dormido hasta las 11 de la mañana! (pero por Dios!!! ¿Como se puede ser tan marmota?). Salimos disparadas hacia el puerto de Hamburg. No tenemos demasiado claro que visitar hoy debido a la inexistencia de sitios y la inutilidad de mi guía. Nos decidimos por “St. Michaelis Kirche” ¿Porqué? Pues porqué según mi fantástica guía es el “Symbol of the city”, porqué aparentemente es la iglesia de reloj más grande de Alemania y porque desde su torre se ven bonitas vistas. Pues bien al llegar al sitio, la iglesia está totalmente andamiada, bastante destrozada y por supuestísimo cerrada al público! Así que ni reloj ni nada.

Eso si, gracias a la tontería de ir a verla hemos acabado en el puerto, zona que creíamos poco interesante por ser demasiado industrial! “Craso error”! Pasear por los diferentes embarcaderos donde cientos de personas hacían cola para coger barcos (de esos que te hacen una visita de una hora ) y llenos de tiendas de souvenirs sin souvenirs ( si si, es tan poco turístico que ni a eso llegan!) fue toda una experiencia! Además acabamos descubriendo que hay un ferry que lleva a unas playas! (si si playas! Aunque eso sí, de río pq aunque todo el mundo crea que Hamburgo está en el mar NO! Se encuentra a unos 100 km de la costa!). En el ferry un frío que pela, pero hacemos alguna foto xula y al llegar a la playa nos disponemos a tomar el sol. Ley de murphy que justo cuando encontramos sitio y nos quitamos la ropa, se va el sol….. (sin comentarios!). Las playas son de arena muy finita y el río se mueve tanto que parece mar, eso si, barcos industriales pasan por allí cerca y justo enfrente se cargan containeres…. Precioso el paisaje! (denótese ironía, aunque cabe decir que aunque no bonito si que es un paisaje peculiar, xD).

Volvemos al puerto y nos sentamos en una terracita al sol a comernos un bocata de pescado recién pescado! No tienen muy buena pinta pero acaban siendo riquísimos! Y además… es toda una experiencia comer un bocadillo de pez! Nos quedamos un buen rato allí sentaditas con el solete….se está de fábula! Por la tarde nos vamos a visitar la Hauptbahnhoff, estación central de la ciudad con una arquitectura impresionante y mucho ambiente dentro. Allí Blanca y yo (ya conocéis nuestros niveles de frikismo) encontramos una librería y nos acabamos comprando un par de revistas en alemán por aquello de practicar! xD. De salida, encontramos una placita muy calmada con una cafetería con mesas fuera. Por supuesto nos sentamos al solete y nos pedimos nuestro Latte Machiatto y un trozo de pastel de fresas!. Allí nos quedamos hasta que se pone el sol y ya estamos las tres rojas como tomates. Luego vamos andando hacia la zona del centro donde el Rathaus y el lago Binnenalster. Nos quedamos un rato sentaditas en el césped y luego hacemos miles de fotos del lago con la ciudad de fondo y el géiser en medio.

Intentamos ir tempranito a cenar pq queremos probar el sitio de las Kartoffeln y no queremos quedarnos con las ganas. Pues bien, ya no hay sitio!!!! Conseguimos reservar mesa para 1 hora y media después y sin saber que hacer nos metemos en otra cafetería (si si otra más!) y acabamos compartiendo un plato de nachos.

La experiencia en ese restaurante (situado en la calle Colonnaden) no tiene desperdicio! Tras media hora de traducción intensiva de la carta, conseguimos decidirnos. Yo pediré de primero sopa de patatas y Blanca y Muñi unos huevos fritos con patatas. De segundo Muñi estofado de patatas con espinacas y pollo, yo patatas con queso y bechamel y blanca pastel de patatas con manzana. A la camarera le pedimos los primeros y ya se iba! Pobre casi se muere cuando también le pedimos los segundos…nos miró con cara de … ¿estáis locas? Pero la muy…no nos avisó! (tampoco la hubiéramos entendido).

La comida está riquísima, pero obviamente hemos pedido bastante demasiado! Prometemos que nos lo vamos a comer todo (y la gente no deja de mirarnos). En ello estamos cuando se nos sientan al lado compartiendo mesa (para variar…estos alemanes) un matrimonio ya mayor con un niño jovencito. Hablan entre ellos en inglés y nos miran mucho. Le digo a Blanca “ja vuras tu quant triguen en preguntar-nos d’on som” y no he acabado de decir la frase que nos lo preguntan!!! Entablamos conversación y descubrimos que son de Canadá, de Toronto!! Blanca y yo super emocionadas pq es allí donde nos conocimos ya hace casi 5 años y el señor todo orgulloso al enterarse nos regala un pin con la bandera de Canadá a cada una!!!! (¿de donde los habrá sacado? ¿Irá siempre cargado con ellos?). Conseguimos vaciar el plato, practicar un poco de inglés y al hotel a dormir a las 9:30, que mañana domingo, a las 5 tenemos que estar en pié para visitar el mercado de pescado.

Anuncios

CRÓNICAS DE UN VIAJE A HAMBURG – 2ª PARTE

DÍA 2   ( 02/05/2008 )

EMPALMANDO…. UN NUEVO DÍA!

 
Conseguimos llegar al hotel y como ya son las 6 de la mañana decidimos desayunar directamente e irnos a dormir luego, por aquello de no perder el desayuno que nos viene incluido con la habitación. El recepcionista es muy raro, parece sacado de una peli de terror y habla con voz de ultratumba, y para postres es un incompetente. En vez de dejarnos ir hacia el desayuno normal, nos dice que no lo tenemos incluido y nos toca conformarnos con un bizcocho de chocolate (que yo no me como) y un café de las mismas características que los cafés de avión. Intentamos discutir con él pero nuestro nivel de inglés a esas horas ya no es potable y además el tío no sabe encontrar el papel de la reserva que le dimos al llegar.

 

Nos vamos a dormir. Para mi horror (ya que siempre he mantenido la política de que si se está de viaje no se puede desperdiciar el tiempo) mis compañeras de viaje se despiertan a eso de la 13:00!!! Entre que nos arreglamos y no acabamos saliendo del hotel justo a tiempo para ir a comer algo.     

 

EMPEZANDO EL DÍA: COMIDA Y COMPRAS!

Nuestro hotel está muy cerca del barrio árabe, así que allí nos vamos y acabamos metidas en un Kebab lleno de hombres, compartiendo mesa con un morito muy tímido y poniéndonos hasta arriba de comida por solo 3€. La verdad es que el Kebab es desproporcionadamente grande, pero he probado otro mucho mejores!!

 

Después de esto vamos al Lidl a comprar provisiones, en un principio para comer y cenar y así gastarnos menos dinero, pero acabamos comprando solo guarrerías de chocolate y chuchearías más dos botellas de cerveza para Muñi y para mi. Cuando vamos a pagar vemos los periódicos y en todos aparece en portada la noticia de la manifestación. Nos hace tanta ilusión saber que estábamos allí (ahora que ya ha pasado el miedo y estamos a salvo), así que nos compramos 3 para tenerlos de recuerdo.

 

EMPIEZA EL TURISMO!

Dejamos los trastos en el hotel y nos vamos a visitar Hamburgo! La verdad es que la ciudad poco tiene turístico! Así que nos dirigimos a la zona mas particular: el “Speicherstadt” (Ciudad de los Almacenes). 

La única triste guía que fuimos capaces de encontrar y que por supuesto me compré (digo triste porque no puede estar más mal hecha y ser más cutre, pero bueno….)  describe la zona como: “ A must. Warehouse City, with its neoGothic brick warehouses, is one of the finest attractions Hamburg has to offer”.  El sitio es muy curioso. Se trata de canales flanqueados por grandes edificios que antiguamente fueron almacenes y que ahora se utilizan de tiendas, casas o para montar algun tipo de exposición. La verdad es que se nos cae la baba pensando el tipo de “Loft” que nos montaríamos en un sitio así….

Encontramos una casa abierta y nos colamos dentro hasta el último piso, el vendedor de alfombras nos descubre y tenemos que salir de allí corriendo. Pasamos por delante de las dos super-atracciones turísticas de la ciudad (nótese la ironía), pero aparte de caras hay mucha cola. Son el “Hamburg Dungeon” (parque de atracciones de terror) y el “Miniatur Wonderland” donde se encuentra la colección de trenes en miniatura más grande del mundo.

Encontramos una preciosa cafetería en el interior de un almacén con bonitas vistas a un canal y decorado como en la época industrial y nos tomamos nuestro primer “Latte Machiatto”  alemán!!! Consiste en un vaso de medio litro de leche con 3 gotas de café y mucha mucha espuma!!!! Está genial y dejamos que nos estaquen a cambio de relajarnos un buen rato en la cafetería.

Volvemos al hotel tempranito y nos tumbamos en camas y sofás ha hacer un rato el capullo. Ciertas conversaciones salen a la luz (hombres, estudios,…. Ya se sabe) y un sentimiento depresivo casi consigue hundirnos en la miseria! (es lo que tienen las charlas de chicas!).

 

¿DE FIESTA OTRA VEZ?

 

 Estamos todavía empachadas con el Kebab y hasta las 11 no decidimos salir de allí para volver a St. Pauli a por un poco más de fiesta.  A Blanca (nuestra pequeña marmotilla) no le apetece demasiado, pero la arrastramos. Directamente nos vamos a cenar a la Pizzería de anoche y por 2€ acabamos llenísimas! Al final no hemos llamado a los españoles, pero poco tiempo nos hace falta para conocer a otro chico de Barcelona y a su compañero alemán que se sientan en nuestra mesa (en Alemania las mesas SIEMPRE se comparten con desconocidos) y nos engañan haciéndonos creer que son alemanes. Cuando descubrimos la broma el chico nos da buenos consejos sobre que hacer y que visitar en la ciudad (dentro de lo poco que hay!).  El primer consejo es: “Id al Sex-shop más grande de Europa que está en esta calle”, y para allí que nos vamos! Cobran a 1 € la entrada que te devuelven si compras algo, y te regalan un condón. Empezamos a ver todo tipo de vibradores, anillas y todo tipo de juguetitos sexuales (algunos algo macabros…dios que dolor!). Bajamos unas escaleras y nos internamos en la parte de vestuario “porno” lo que nos acaba llevando por un pasillo a un área restringida…entramos. Craso error!!!! Se trata de la zona de sadomasoquismo y tortura sexual! Vaya cosas! Vaya objetos, vaya fotos! Se nos revuelve el estómago y se nos quitan las ganas de ciertas cosas durante una buena temporada…. 

 
Salimos de allí corriendo y nos dirigimos al segundo sitio recomendado por los mozos: “ el Kuukun (Arthotel bar lounge)” Impresionante!!! Se trata de un bloque de pisos que han transformado en discoteca y cada habitación es una sala diferente con luces, colores y demás! Además las puertas se pueden cerrar con llave y dar cierta privacidad…. Jejeje. Realmente muy bonito a nivel diseño, eso si no hay mucha gente y nos vamos rápido después de hacer las fotos pertinentes.

 

 

 

Acabamos en un cutre bar con ambientillo y nos acosan unos españoles algo plastas! (pq solo hay españoles en Hamburgo??) Blanca quiere irse, así que empezamos a desfilar y nos encontramos con los españoles de anoche en la puerta de 1 bar. Hablamos un ratillo y cada uno para su casa.

 Al final llegamos al hotel a las 4 de la mañana y a dormir!

CRÓNICAS DE UN VIAJE A HAMBURG – 1ª PARTE

DÍA 1   ( 01/05/2008 )

 

LLEGADA AL DESTINO

 

Después de 2:30 horas de un vuelo muy tranquilo con AirBerlin aterrizamos en el aeropuerto de Hamburg y como no llevamos maletas, directamente salimos en busca del autobús que nos ha de llevar al centro. El billete se saca de antemano en unas maquinas antes de subir al autobús. Tenemos algún que otro problemita técnico para poder comprar el billete, pero finalmente después de perder dos autobuses y de formar una considerable cola detrás nuestro, compramos un billete de grupo para 3 personas 3 días por 29€ que nos permitirá viajar a las 3 en todos los transportes durante todo nuestro viaje.

El autobús 110 llega y emprendemos el camino para llegar al hotel. En un principio se trata de llegar con el autobús hasta la parada de metro llamada “Ohlsdorf” y una vez allí coger el metro línea U1 hasta “Lohmühlenstraβe” donde se encuentra nuestro hotel (Suite-Hotel: http://www.suite-hotel.com).

 

PRIMERA ANÉCDOTA/ PROBLEMA

 

Algo raro está pasando. El autobús se ha quedado parado en una retención enorme de tráfico y no paran de pasar coches y furgones de policía (contamos 27!). La gente habla en alemán y no hay manera de enterarse de que dicen, y algunos se bajan del autobús. El conductor nos acaba echando a todos y nos toca andar hacia la estación arrastrando las maletas. Al llegar para nuestra mayúscula sorpresa encontramos la estación acordonada por más de 20 policías. Nos prohíben la entrada y nos dicen que está cerrada, al igual que el resto de transportes públicos. Los taxis tampoco circulan, ni ningún otro vehículo porque la calle está totalmente inundada de coches de policía, camiones de agua y policías antidisturbios equipados con pistolas y protecciones de plástico.

 

Un chico joven que hay por allí sentado liándose un porro nos informa con un pésimo inglés que “Racists are comming”. Empezamos a asustarnos en serio! Casi era mejor no saber lo que estaba pasando…. Otro chico que sabe español nos explica que se trata de una manifestación de neonacis, más de 1000 individuos borrachos y agresivos que se dirigen hacia donde nos encontramos nosotras. Estamos pensando que hacer cuando del final de la calle se oyen gritos salvajes y vemos una marea de gente vestida de negro correr hacia la estación. El pánico ya es patente y los policías están todos en tensión. No nos hacen ningún caso y cuando por fin encontramos a uno que sabe un poquito de inglés y le preguntamos que donde podemos ir, nos contesta que no lo sabe pero que no es seguro quedarse ahí. Sabiendo que está todo cerrado le preguntamos que entonces que podemos hacer, y responde: “Run” (corred!).

Un grupo neonazi ha alcanzado ya la puerta de la estación y han empezado a pegarse con la policía…. si nos quedamos allí recibimos seguro! Así que salimos corriendo con nuestras maletas y acabamos en el jardín de un bar protegiéndonos con unos setos e intentando calmarnos a la vez que hacemos alguna foto de extranjis! (si hijos si, incluso con miedo un turista es siempre un turista!). 

Cuando logran dispersar a los neonacis, cogemos un taxi y por fin conseguimos llegar al hotel (los detalles de cómo era el hotel y las habitaciones los explicaré otro día).

Por supuesto hoy no nos planteamos ni siquiera salir de fiesta… es más casi nos cuesta y todo decidir ir al centro a cenar, por miedo a que los manifestantes borrachos sigan liándola por allí, pero se nos hechado la hora encima así que nos vamos hacia el “centro de Hamburg” (entre comillas porque el 80% de la ciudad fue destruida a bombas y renovada posteriormente y hoy en día no existe un centro propiamente dicho).

 

 

 

 EMPIEZA LA NOCHE…. 

 

Paseando encontramos una taberna típica alemana donde solo preparan Kartoffeln (patatas) y nos hace ilusión entrar pero al no haber mesa acabamos cenando en “Block House”, una gran cadena europea en plan “Fosters”. Provistas de nuestras hamburguesas, filetes y patatas al horno empezamos a devorarlas… (estamos muertas de hambre!).  En estas estamos cuando pasan por allí 3 chicos siguiendo a una camarera. No entendemos que dicen, pero por el tono de voz y el aspecto podría jurar que son españoles. Muñi decide levantarse y averiguarlo, y la vemos de pie al lado de la mesa de los sorprendidos muchachos. Al final acabamos todas yendo hacia allí y después de hablar 3 minutos y sin tan siquiera habernos presentado como dios manda nos proponen salir de fiesta. Nos miramos … pues va a ser que no! Hoy no teníamos pensado salir pero….¿que pasa si lo hacemos? Estamos de viaje y somos jóvenes! Viva la vida! Además es una buena oportunidad para conocer a gente ya que esta vez CouchSurfing nos ha fallado (no había nadie disponible). Así que acabamos quedando a las 12 en una estación de metro que ni sabemos donde está llamada “St. Pauli”.

Corriendo al hotel, duchas, maquillajes y ropa de fiesta (bueno no… ropa normal porque no nos hemos traído gran cosa y además no sabemos como será el ambiente nocturno en esta ciudad). Y hacia St. Pauli!! Raro, pero llegamos puntuales y mientras los muchachos aparecen degustamos nuestra primera cerveza alemana, una “Becks”. Aparecen por fin y después de presentarnos empezamos a desfilar por la archiconocida Reeperbahn (calle de fiesta por excelencia donde se amontonan sex-shops, puticlubs, discotecas y muchísimos bares). Hay muchísimo ambiente y se puede ver a gente de todas las edades! Eso si, para ser solo las 12 todo el mundo va bastante borracho!

 En una pequeña calle lateral, algo mas tranquila pero llena de infinidad de bares, nos metemos en un garito con pinta de chiringuito playero y música de los años 60. El ambiente es genial y el DJ un gran personaje del que nos reímos mucho durante toda la noche. Rondas de cerveza van y vienen (y algún que otro cubata que no vale la pena mencionar…estos alemanes no saben prepararlos y encima de que acaban sabiendo a colonia Nenuco te estacan!). Los chicos resultan ser majísimos! Y no faltan las conversaciones interesantes, los bailecitos y las risas! Pronto aparece la cámara de fotos…. y Muñi desata su obsesión! Fotos posando, fotos sin posar, fotos al suelo, a gente que no conocemos…. El lugar es pequeñito y al cabo de un rato ya nos conocemos todos! Se nos acercan alemanes, polacos, ingleses…el ambiente es muy internacional!

 

Más tarde (imposible decir cuando), salimos de allí con mucha hambre y dispuestas a atracar el primer Kebab que veamos (aquí es como en Bruselas, toda la noche abiertos!). Los españoles, que como están viviendo allí se conocen el sitio, nos llevan a una pizzería donde por solo 2€ y con fuego de leña preparan unas pizzas bastante decentes!    Acabamos la noche en un bar gay bastante peculiar donde conocemos aun a mas gente y finalmente nos vamos todos juntos a la parada de metro. El metro en Hamburgo funciona las 24 horas, pero como supongo que imagináis pasa cada mucho (40 minutos!).  Esperando esos 40 minutos hechas polvo a las 6 de la mañana nos encontramos en la estación con gente de Sabadell y Terrassa! (una de las chicas estudió en Ramar y me conocía!). Finalmente nos montamos todos en el metro y cual es nuestra sorpresa cuando nos damos cuenta que nosotras 3 vamos en dirección contraria!

 

Al final acabamos la noche esperando en una parada de metro desierta y al aire libre durante mucho rato, caladas de frío y en la otra punta de la ciudad…pero, ¿Qué más da? Y lo bien que lo hemos pasado….. además así hemos visto el amanecer, el despertar de un nuevo día “Hamburguense”

 

 

 

——————————————————————————————–

** Si alguien está interesado en leer la noticia con los detalles de lo que pasó (salió en todas las portadas de prensa alemana) que haga clic aquí (en alemán)

Y este puente…. Hamburg!

En mi línea viajera usual, mañana vuelo hacia Hamburg para pasar allí el puente. ¿Sorprendidos?.

¿Y porqué Hamburg se preguntaran algunos? Pues bien, primero de todo porque queríamos ir a Alemania, segundo porque es la 2ª ciudad más grande del país, y tercero…. porque nos ha dado por ir ahí!!

Blanca, Muñi y yo volvaremos con Air Berlin, (concretamente el vuelo AB-8167
Jue 01May, BCN-Hamburg, con salida prevista para las 12.35) y volveremos el domingo por la tarde en el mismo vuelo.

Os esperan grandes relatos de lo que sin duda será un genial viaje. Pero para eso habrá que esperar a que estemos de vuelta. De momento, solo desearos a todos aquellos que os quedáis en tierra… un muy buen puente! (y ánimo para los que no tengan!)

Tchus!