CRÓNICAS DE UN VIAJE A HAMBURG – 2ª PARTE

DÍA 2   ( 02/05/2008 )

EMPALMANDO…. UN NUEVO DÍA!

 
Conseguimos llegar al hotel y como ya son las 6 de la mañana decidimos desayunar directamente e irnos a dormir luego, por aquello de no perder el desayuno que nos viene incluido con la habitación. El recepcionista es muy raro, parece sacado de una peli de terror y habla con voz de ultratumba, y para postres es un incompetente. En vez de dejarnos ir hacia el desayuno normal, nos dice que no lo tenemos incluido y nos toca conformarnos con un bizcocho de chocolate (que yo no me como) y un café de las mismas características que los cafés de avión. Intentamos discutir con él pero nuestro nivel de inglés a esas horas ya no es potable y además el tío no sabe encontrar el papel de la reserva que le dimos al llegar.

 

Nos vamos a dormir. Para mi horror (ya que siempre he mantenido la política de que si se está de viaje no se puede desperdiciar el tiempo) mis compañeras de viaje se despiertan a eso de la 13:00!!! Entre que nos arreglamos y no acabamos saliendo del hotel justo a tiempo para ir a comer algo.     

 

EMPEZANDO EL DÍA: COMIDA Y COMPRAS!

Nuestro hotel está muy cerca del barrio árabe, así que allí nos vamos y acabamos metidas en un Kebab lleno de hombres, compartiendo mesa con un morito muy tímido y poniéndonos hasta arriba de comida por solo 3€. La verdad es que el Kebab es desproporcionadamente grande, pero he probado otro mucho mejores!!

 

Después de esto vamos al Lidl a comprar provisiones, en un principio para comer y cenar y así gastarnos menos dinero, pero acabamos comprando solo guarrerías de chocolate y chuchearías más dos botellas de cerveza para Muñi y para mi. Cuando vamos a pagar vemos los periódicos y en todos aparece en portada la noticia de la manifestación. Nos hace tanta ilusión saber que estábamos allí (ahora que ya ha pasado el miedo y estamos a salvo), así que nos compramos 3 para tenerlos de recuerdo.

 

EMPIEZA EL TURISMO!

Dejamos los trastos en el hotel y nos vamos a visitar Hamburgo! La verdad es que la ciudad poco tiene turístico! Así que nos dirigimos a la zona mas particular: el “Speicherstadt” (Ciudad de los Almacenes). 

La única triste guía que fuimos capaces de encontrar y que por supuesto me compré (digo triste porque no puede estar más mal hecha y ser más cutre, pero bueno….)  describe la zona como: “ A must. Warehouse City, with its neoGothic brick warehouses, is one of the finest attractions Hamburg has to offer”.  El sitio es muy curioso. Se trata de canales flanqueados por grandes edificios que antiguamente fueron almacenes y que ahora se utilizan de tiendas, casas o para montar algun tipo de exposición. La verdad es que se nos cae la baba pensando el tipo de “Loft” que nos montaríamos en un sitio así….

Encontramos una casa abierta y nos colamos dentro hasta el último piso, el vendedor de alfombras nos descubre y tenemos que salir de allí corriendo. Pasamos por delante de las dos super-atracciones turísticas de la ciudad (nótese la ironía), pero aparte de caras hay mucha cola. Son el “Hamburg Dungeon” (parque de atracciones de terror) y el “Miniatur Wonderland” donde se encuentra la colección de trenes en miniatura más grande del mundo.

Encontramos una preciosa cafetería en el interior de un almacén con bonitas vistas a un canal y decorado como en la época industrial y nos tomamos nuestro primer “Latte Machiatto”  alemán!!! Consiste en un vaso de medio litro de leche con 3 gotas de café y mucha mucha espuma!!!! Está genial y dejamos que nos estaquen a cambio de relajarnos un buen rato en la cafetería.

Volvemos al hotel tempranito y nos tumbamos en camas y sofás ha hacer un rato el capullo. Ciertas conversaciones salen a la luz (hombres, estudios,…. Ya se sabe) y un sentimiento depresivo casi consigue hundirnos en la miseria! (es lo que tienen las charlas de chicas!).

 

¿DE FIESTA OTRA VEZ?

 

 Estamos todavía empachadas con el Kebab y hasta las 11 no decidimos salir de allí para volver a St. Pauli a por un poco más de fiesta.  A Blanca (nuestra pequeña marmotilla) no le apetece demasiado, pero la arrastramos. Directamente nos vamos a cenar a la Pizzería de anoche y por 2€ acabamos llenísimas! Al final no hemos llamado a los españoles, pero poco tiempo nos hace falta para conocer a otro chico de Barcelona y a su compañero alemán que se sientan en nuestra mesa (en Alemania las mesas SIEMPRE se comparten con desconocidos) y nos engañan haciéndonos creer que son alemanes. Cuando descubrimos la broma el chico nos da buenos consejos sobre que hacer y que visitar en la ciudad (dentro de lo poco que hay!).  El primer consejo es: “Id al Sex-shop más grande de Europa que está en esta calle”, y para allí que nos vamos! Cobran a 1 € la entrada que te devuelven si compras algo, y te regalan un condón. Empezamos a ver todo tipo de vibradores, anillas y todo tipo de juguetitos sexuales (algunos algo macabros…dios que dolor!). Bajamos unas escaleras y nos internamos en la parte de vestuario “porno” lo que nos acaba llevando por un pasillo a un área restringida…entramos. Craso error!!!! Se trata de la zona de sadomasoquismo y tortura sexual! Vaya cosas! Vaya objetos, vaya fotos! Se nos revuelve el estómago y se nos quitan las ganas de ciertas cosas durante una buena temporada…. 

 
Salimos de allí corriendo y nos dirigimos al segundo sitio recomendado por los mozos: “ el Kuukun (Arthotel bar lounge)” Impresionante!!! Se trata de un bloque de pisos que han transformado en discoteca y cada habitación es una sala diferente con luces, colores y demás! Además las puertas se pueden cerrar con llave y dar cierta privacidad…. Jejeje. Realmente muy bonito a nivel diseño, eso si no hay mucha gente y nos vamos rápido después de hacer las fotos pertinentes.

 

 

 

Acabamos en un cutre bar con ambientillo y nos acosan unos españoles algo plastas! (pq solo hay españoles en Hamburgo??) Blanca quiere irse, así que empezamos a desfilar y nos encontramos con los españoles de anoche en la puerta de 1 bar. Hablamos un ratillo y cada uno para su casa.

 Al final llegamos al hotel a las 4 de la mañana y a dormir!

4 comentarios

  1. Sadomasoquismo aparte, cuando he leido esto no sabes el hambre de cafe latte que me ha entrado (y eso que acabo de comer..). El garito de las luces estaba un poco vacio o completamente vacio¿? Ju! Salis muy monas en las fotos y tranqui que asi somos nosotras, siempre acabamos hablando de lo mismo xD
    PS: Quiero ver todas las fotos!!

  2. Españoles hay en todos lados, somos una plaga🙂
    Comparto tu filosofía de viaje, eso de levantarse tarde es matador, pero teniendo en cuenta a la hora a la que os levantasteis, pasa por esta vez.

  3. pobre juventud española !!, ……vivo en Hamburgo hace 12 años , soy español ,español, ……1º,decir que “Hamburgo no es una ciudad turistica”….. ,lo considero casi delito.
    2º, en Hamburgo no hay ningun “barrio arabe”. 3º, las super atracciones existen , lo que pasa que no ahi , donde dicen estas dos , eso es otra cosa. 4º, lo del cafe tienen toda la razon del mundo, pero Alemania apesar de consumir mas cafe que cerveza ,no tiene la tradicion de una Italia ,España o Portugal. 5º, y comclusion, para visitar una ciudad grande y bonita como hamburgo, hay que pinrelar mucho, y unos cuantos dias , asi hubieseis visto lo que tiene y merece ser visto.

  4. Esto es producto de la incultura, cuando se sale de viaje hay que informarse. Hamburgo es un ciudad preciosa con muchas cosas para visitar, es la ciudad del buen gusto y donde viven las grandes fortunas europeas, no sé donde habeis estado pero teneis que leer más sois un poco “incultillas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: