La Transpirenaica

Hay ciertas cosas que me quitan todo el poco tiempo libre que tengo (de ahí la falta de actualización) . ..¡pero valdrá la pena!

Ya casi está aquí, tras muchos meses de trabajo….. la guía: “Transpirenaica, la travesía por los Pirineos para ciclistas ya compañantes” , acabará viendo la luz!

Os dejo con una pequeña intro, aunque para más información ya sabéis!

flyer tesis

Anuncios

EL TURISMO DE MOCHILA (3)

3. EL EQUIPAJE DEL MOCHILERO

El equipaje es uno de los principales dolores de cabeza de la tipología turística de “mochileros”. Por un lado, se intentará llevar un equipaje lo más ligero posible ya que luego se tiene que cargar a la espalda y puede ser físicamente agotador. Por otro, ¿como llevar todo lo necesario en un espacio tan reducido? Si se intenta reducir demasiado el equipaje se sufrirán las inclemencias del tiempo y seguramente nos olvidaremos de algo indispensable.

Muchos profesionales han realizado estudios y han publicado libros con consejos sobre como preparar el equipaje. Por otro lado, “mochileros” experimentados han explicado sus vivencias. Ambos bandos han llegado a la siguiente conclusión, para disfrutar de un viaje de este tipo, deben seguirse tres principios básicos:

Elegir la mochila o maleta correcta.

Hacer la maleta lo más ligera posible.

Distribuir el peso correctamente.

En los próximos post vamos a ir desarrollando estos tres aspectos esenciales con más profundidad. Hoy empezaremos hablando de la mochila.

LA MOCHILA

El equipaje en este tipo de viajes se transporta en una única mochila que se cargará a la espalda. En ella tienen que encontrarse todos los elementos básicos para la higiene personal, el vestuario y la supervivencia de la persona portadora. Los novatos en este tipo de viajes cargarán con mochilas de 70-90 litros que se irán reduciendo conforme se gane experiencia llegando a los 30-40 litros. Esta medida es la ideal porque permite ser transportada como equipaje de mano en aviones y se puede meter debajo del asiento de un autobús. “Mochileros” con experiencia aseguran que una vez conseguido esto, el viajero ya nunca más volverá a necesitar grandes cantidades de equipaje. Un equipaje ajustado a las necesidades, práctico, funcional y ligero marca la diferencia en este tipo de viajes independientes ya que ofrece libertad de movimiento y evita dolores musculares y cansancio.

Lo primero que debe hacer una persona que se disponga a realizar un viaje enmarcado dentro de esta tipología turística es comprarse una mochila adecuada. Los expertos comparan esta acción a la de comprarse un par de zapatos caros. Cuando lo hacemos, necesitamos que se nos adapten perfectamente al pie, que sean cómodos y no nos hagan daño al llevarlos muchas horas y que sean apropiados para la ocasión. Con la compra de la mochila sucede lo mismo, por tanto que se adecue bien a nuestra espalda debería ser la primera consideración. La mayoría de estas mochilas poseen tiras ajustables para regular la altura, sin embargo si la mochila es demasiado larga o muy corta no habrá manera de arreglarlo. Para evitar esto, es recomendable medirse el torso y comprar entonces una mochila cuya distancia entre las tiras de la espalda y la tira que se ajusta a la cintura sea igual a esta medida.

El tamaño y el diseño también son importantes al igual que los refuerzos de la maleta. Estos pueden ser interiores (la hacen más estable cuando contiene cargas pesadas) o exteriores (permite que la zona de la espalda en contacto con la mochila transpire, lo cual es importante en altas temperaturas). En las mochilas normales de carga por la parte superior se pueden meter más cosas que en las de cremallera de carga horizontal, no obstante en estas últimas es más fácil acceder a todas tus posesiones.

[Soy consciente de que quizás no os diga nada nuevo, pero siempre puede serle de utilidad a algún despistado a la hora de adquirir una mochila! Seguiré con el turismo de mochila.]

Sleeping in Airports

Cuando se viaja a veces pasan cosas curiosas, hay fallos logísticos y/o de coordinación o simplemente surgen imprevistos. ¿Cuántos de vosotros os habéis preguntado como llegar al aeropuerto a según que horas de la madrugada cuando no funciona el transporte público? ¿Cuantos habéis perdido un vuelo y no teníais ni reserva en hotel ni nada previsto? ¿Cuántos simplemente sois demasiado tacaños para pagar alojamiento en albergues/hoteles como cualquier persona normal? ¡Pues seguid leyendo!

¿Qué hacer en estos casos?

Pues bien existe una solución que a muchos puede parecerles una aberración pero que realmente puede llegar a ser un remedio a un problema puntual y porqué no… ¡hasta puede llegar a ser una divertida experiencia!. Se trata de dormir en los aeropuertos.

Quitad las caras de susto. A veces es la única solución posible ya sea por necesidad, por falta de presupuesto o por comodidad. Además, cada vez está más de moda, debido a las famosas compañías aéreas de low-cost cuyos vuelos salen bien de precio pero en horarios peor que malos.

Existe una página web dedicada precisamente a esto. Se llama:

The Budget Traveller’s Guide to

Sleeping in Airports

En ella se pueden encontrar listados de los mejores y peores aeropuertos para dormir, comentarios de gente que ya lo ha probado, características de cada aeropuerto, críticas, fotos…. y en definitiva todo tipo de información sobre este tema. Realmente es muy curiosa, así que os recomiendo que he echéis una ojeada!

¿Quién podría imaginarse que uno de los peores sitios para dormir fuera el aeropuerto de Paris Charles de Gaulle ¿o el JFK de New York City? ¿Y que los mejores fueran aeropuertos de Kuala Lumpur o Estambul?

——————

Echale un vistazo a la página: Sleeping in Airports

LA QUEBRANTAHUESOS: 2ª parte

SÁBADO (21/06/08): El gran día

Día de la carrera. Mi alarma suena a las 7:20 doy un salto de la cama y a la ducha de cabeza! Me visto a toda prisa mientras mi madre desde la habitación de alado y a voz de grito me dice que me de prisa que me voy a perder la salida! (ni muerta me la pierdo!!!). Me traslado de habitación y las dos nos volcamos hacia fuera en el balcón para ver la calle. Se oye el pistoletazo y no han pasado ni 3 minutos y ya vamos aparecer al 1r pelotón de ciclistas! Es imposible distinguirlos bien y desde luego no albergamos esperanzas de reconocer a nuestro padre o alguno de sus amigos (entre 9000, imposible!). Durante 45 minutos el pasar de ciclistas es continuo. Mientras los últimos aun no han salido de la meta, los que salieron los 1os ya están llegando a Jaca.

Gran momento de silencio y emoción cuando desde el hotel de enfrente se incorporan a la carrera 4 ciclistas minusválidos. Van tumbados en unas bicis especiales y pedalean con los brazos. Su fuerza de voluntad es admirable y el público no puede evitar derramar alguna lagrimilla (nosotras incluidas).

Desde el hotel de delante 3 mujeres se dejan los pulmones animando. Hacen palmas y al contrario que nosotras (que enseguida paramos con dolor de manos), ellas siguen y siguen! Y llega un momento que ya no pueden parar…pq son los propios ciclistas quien les reclaman esas atenciones! Alguien del público tiene un megáfono que se empeña en utilizar. Nadie va a quejarse ya que todo el pueblo está despierto….. hay que ver un acontecimiento así!

Una vez los ciclistas ya han salido, no nos queda nada más que hacer que irnos al centro donde tan solo hay una triste calle con 4 tiendas. Años atrás se podía seguir la carrera al completo, y nosotras lo hacíamos haciendo de “coche avituallamiento”. No obstante ahora la mitad del circuito está cerrado a coches y además se ha convertido en algo realmente peligroso ya que son demasiados corredores y los coches representan un gran peligro para ellos.

Sabiñanigo pueblo Las mujeres y demás acompañantes, escuchando la retrasmisión de la marcha por la radio, vamos entrando en las tiendas que por supuesto están totalmente colapsadas (¡en algunas incluso hay cola!). Hoy es un gran día para los comerciantes de Sabiñanigo y son conscientes de ellos! Cabe destacar que curiosamente son solo las tiendas para mujeres o los bares los que están abiertos, otras (tipo “electrodomésticos”) se encuentran cerradas y probablemente los dueños siguen la marcha.

Menú rápido y a las 2 ya estamos en la meta para ver llegar a nuestros ciclistas. Tras una hora y poco de espera bajo el sol achicharrante (he conseguido ponerme morena!!yeahh!) los nuestros llegan.

Mengual deshidratado

Volvemos hacia el polideportivo. No se puede casi andar. Por todas bandas hay ciclistas cansados y sucios pero contentos de haber superado un año más el reto.

Unas grandes ollas reparten comida (ensalada de pasta) a todos los corredores, y la cerveza y los yogures, frutas y danups son gratuitos y hay barra libre!! Tras abandonar la bici amontonada en algún rincón, los corredores se reúnen en la carpa y cerveza tras cerveza (es lo que tiene la deshidratación) comentan la carrera y sus peripecias.

Así nos enteramos que ha habido muchas caídas muy fuertes, aunque por suerte ellos se han librado. El tiempo de mi padre, este año, para recorrer esos duros 205km ha sido de 7:12:42 horas a una velocidad media de 28.43 km/h. Acabada la comida y la chachara, los ciclistas se montan en un trencito que los lleva a las duchas y nosotros volvemos al hotel, cogemos los trastos y de vuelta a casa.

Espero poder volver el año que viene, ya que es una gran experiencia ver a tanta gente unida por una pasión, la bicicleta. Además, para los no deportistas (como una servidora) es curioso observar como la gente sufre voluntariamente.

LA QUEBRANTAHUESOS: 1ª parte

[Esta es la crónica del fin de semana de la Qubrantahuesos contada por una acompañante, no un ciclista. Así que desgraciadamente no se dan informaciones de cómo transcurrió la marcha porque nosotros no participamos en ella! Para más información (técnica y de primera mano) dirigirse a: A ritmo de pedal]

VIERNES (20/06/08): Llegada a Sabiñanigo

Después de un madrugón considerable y con el coche hasta los topes emprendemos el viaje hacia Sabiñanigo, en Huesca, donde llegamos unas 4 horas después. Tras mucho pelear y gracias a un gran golpe de suerte este año conseguimos habitación en un hotel en el mismo pueblo, lo que permitirá que nuestros dos deportistas puedan desplazarse a la salida en bici y que nosotras podamos ver la salida sin necesidad de movernos de la habitación. Se trata de un hotelito de lo más sencillo (Hotel “Mi Casa” 2**), pero está limpio y tenemos un balcón desde el cual podremos ver pasar a los ciclistas sin riesgo de ser atropelladas.

Nos instalamos y salimos en búsqueda y captura de “pasta” (¡es lo que tiene ser deportista y tener una prueba así de dura prevista para el día siguiente!). La loca búsqueda de hidratos de carbono acaba en un restaurante de 24.000 tenedores dónde se pueden comer unos sosos espaguetis a la napolitana y nos clavan 25€!!! Acto seguido nos dirigimos al polígono industrial donde desde hace 4 años se encuentra la salida, la meta y el polideportivo sede de la marcha (antes todo estaba en el centro del pueblo). Cabe comentar que esta nueva localización ha perdido mucho la gracia inicial, pero hay que reconocer que el centro del pueblo ya no daba abasto con tanto ciclista.

Hacemos cola para entrar en el polideportivo. Se avanza lentamente y el calor es sofocante. La densidad de hombre por metro cuadrado es altísima! De hecho todo son hombres/abuelos/jóvenes… Hacemos también la respectiva cola para recoger los dorsales, camiseta, documentación e información varia y los chips electrónicos que necesitarán mañana durante la marcha. Entonces llega el momento de la socialización y el consumismo ciclista.

Mientras nuestros deportistas particulares se pasean de puesto en puesto mirando material e informándose (el polideportivo está plagado de stands de marcas especializadas en ciclismo: Campagnolo, Orbea, Selle Italia, Galius sport, Nutrisport,…..) nosotras nos dedicamos a ir rellenando papeletas para sorteos en su nombre. Mucho de bicicletas no entendemos y por tanto los stands no presentan para nosotras, las acompañantes, ningún interés. No obstante hay uno curioso que me llama la antención: “El rastro Marco”!

Se trata de una derivación de mercadillo (bragas a 3€, bueno bonito y barato) pero en versión ciclista. Se ofertan calcetines (3×10€), camisetas interiores (25€) y se amontonan los cascos, pantalones y demás enseres de ciclistas. Desde luego es muy curioso observar esta versión del consumismo masculino, ya que el están está abarrotado y todo el mundo rebusca.Acabado de inspeccionar el polideportivo, y tras saludar a varios amigos y sociabilizar, decidimos acercarnos al pueblo en busca y captura de una pizzería. Después de preguntar acabamos encontrando un sitio que a pesar de parecer cutrillo resulta estar muy bien y cenamos de lujo. Abren a las 20:30 pero 15 minutos antes ya hay toda una cola de gente (ciclistas) a la espera! Es la locura de los hidratos de carbono!

LA QUEBRANTAHUESOS

Sólo 2 días nos separan del inicio de una nueva edición de la Quebrantahuesos, la prueba de mayor repercusión (y participación) en el calendario cicloturístico y considerada como una de las ocho carreras más importantes del mundo.

Desde la primera edición (ya hace 17 años), mi padre, ciclista apasionado, ha participado en esta marcha ciclo deportiva, y este año no va a ser una excepción. Desde que soy pequeña he asistido a la marcha como acompañante y considero que este evento se merece unas cuantas entradas en este blog. Muchos os preguntareis…. ¿Qué tiene una marcha ciclista con el turismo? Pues en el caso de la Quebrantahuesos mucho!

Cada mes de junio miles de personas vuelven su cabeza hacia los Pirineos para participar en esta cita deportiva. Organizadores y colaboradores (unos 1000), encargados de seguridad (600), médicos (200), medios de comunicación, recuperadores, familiares y deportistas (8977 el año pasado), se embarcan en esta experiencia mitad aventura, mitad locura. El epicentro de esta vorágine se encuentra en la localidad serrablesa de Sabiñánigo donde todos se dan encuentro y donde miles de deportistas, empeñados en desafiar el sentido común y afrontar este duro reto, se reúnen en la línea de salida.

Durante este fin de semana, todas estas personas van a necesitar utilizar las infraestructuras de la zona para alojarse, comer, comprar y hacer turismo (en el caso de los acompañantes). Lo que supone un importantísimo incremento de visitantes en la zona con la consiguiente popularización y activación económica del lugar.

La Quebrantahuesos recorre, en itinerario circular, el valle de Aragón y el Valle de Tena, así como sus respectivas vertientes francesas a través de los pasos de Somport, Portalet, y Aubisque.

El recorrido que realizarán los ciclistas pasa por: Sabiñánigo, Pardinilla, Alto de descansa, Guasa, Jaca, Castiello de Jaca, Villanúa, Canfranc Viejo, Canfranc Estación, Candanchú, Alto de Somport, Urdós (frontera Francesa), Bedous, Sarrance, Escot, Col Marie Blanque, Bilhères, Bielle, Belèsten, Laruns, Eaux Chades, Artouste, Visera, Alto del Portalet, Formigal, Tunel de Escarrilla, Escarrilla, El Pueyo de Jaca, Hoz de Jaca, Presa de Bubal, bisecas, Senegüé y de nuevo Sabiñánigo. En total se recorren 205 kilómetros repletos de obstáculos, pendientes, puertos de montaña de hasta 1795 metros de altitud y preciosos paisajes.

La Salida está prevista a las 7:30 horas y el cierre a las 20:00. Cada corredor realizará un tiempo diferente (en el caso de mi padre una media de 7 horas). No obstante, cientos de ciclistas rezagados con mucha fuerza de voluntad y sin desistir en su empeño llegan a la meta pasada la hora del cierre.

Los premios o trofeos se dividen por categorías (según la edad) y las horas empleadas en finalizar la marcha y consisten son: Quebrantahuesos de oro, de plata y de bronce; además todos los participantes conseguirán un diploma acreditando el tiempo que han realizado.

Para todos aquellos ciclistas que no se encuentren debidamente preparados para esta marcha existe una versión reducida, una hermana menor de la Quebrantahuesos pensada especialmente para ellos. Se trata de la Treparriscos que recorre 90 kilómetros con un desnivel de 965 metros.

————-

Así que voy a preparar la maleta, que mañana me voy a Huesca y allí pasaremos todo el fin de semana. Un ambiente deportivo, competitivo e internacional que por nada del mundo me perdería! Y a mi padre, darle ánimos desde aquí ya que estoy convencida que a pesar de sufrir y pasarlo mal va a disfrutar como nadie. Todo sea por conseguir un año más superarse y poder decir… ¡lo he logrado!

————-

FUENTES:

Diputación de Huesca

Página oficial de la Quebrantahuesos

Pirineos.com

EL TURISMO DE MOCHILA

[En vistas de que sigo sin tener ninguna otra cosa que publicar, seguiré con el turismo de mochila.]

2. TIPOS DE TURISMO DE MOCHILA

El turismo de mochila se ha ido ramificando en diferentes variantes. En su base siguen siendo todas turismo de mochila, no obstante pequeños detalles en su práctica las hacen ser diferentes.

FLASHPACKING

“Flashpacking” es un neologismo derivado del término “backpacking” que no posee traducción al español. El “flashpacker” comparte algunas características con el “mochilero”: el sentido de la independencia, de no tener itinerarios fijos y de viajar durante periodos de tiempo relativamente largos a destinos lejanos y exóticos. Pero mientras que el turismo de mochila (o “backpacking”) está tradicionalmente asociado a un presupuesto ajustado y destinaciones baratas, el “flashpacking” se asocia con un salario más alto y podría ser definido como “turismo de mochila de mayor presupuesto”. Se trata de una mezcla de alternativismo con lujo. Otra característica es que los “flashpackers” tienden a viajar equipados con las últimas tecnologías: ordenadores portátiles, cámaras digitales, teléfonos móviles, iPods, etcétera.

El término también refleja una creciente tendencia de viajeros que quieren evitar el tradicional viaje organizado y quieren aventurarse a destinaciones que antaño fueron reservadas para “mochileros” más aventureros. Otros integrantes del grupo de “flashpackers” son los individuos que dejan sus trabajos o hacen un parón en su carrera para utilizar el tiempo en viajar de manera independiente pero con el confort y los dispositivos tecnológicos a los que están acostumbrados. Si lo analizamos detenidamente, podemos encontrar dos grupos de viajeros. Gente joven, habitualmente estudiantes de universidad, que poseen todos los equipos electrónicos pero que disponen de un presupuesto menor, y el segundo grupo, gente de 25 a 30 años con dinero para gastar y equipados.

Una encuesta realizada a 2.361 visitantes de la página web Hostelworld.com encontró que el 21% de estos “flashpackers” llevan un portátil con ellos, el 54% con el mp3, el 83% un teléfono móvil y el 86% una cámara digital. Es por esto que los expertos prevén que el número de “flashpackers” aumente conforme vayan produciéndose cambios tecnológicos.

LIGHTPACKING

En estos tipos de viaje, el elemento principal es la mochila. Un “mochilero” respetable deberá llevar una mochila a sus espaldas con todas sus posesiones. Las dimensiones medias se sitúan entre 60 y 85 litros. Se trata de mochilas grandes, que pueden llegar a pesar 15-20 kilos y que requieren de cierto esfuerzo y resistencia física para ser trasportadas.

Existe una nueva tendencia que se está popularizando para realizar este tipo de viajes: el Lightpacking”. Como el nombre indica, consiste en realizar el viaje ligero de equipaje, lo que permite que la mochila no supere los 25 litros y que por lo tanto se pueda llevar siempre como equipaje de mano y el peso sea el mínimo. Esto posee muchas ventajas:

Siempre se podrá como equipaje de mano. De esta manera nos aseguramos de que no nos perderán la maleta y que la bolsa no será golpeada (como pasa con el equipaje facturado en los aeropuertos).

En caso de necesitar coger algo, o cambiarse de ropa, siempre será posible.

Se necesita prestar menos atención a lo que podemos olvidar y es más fácil tenerlo todo controlado.

Mejor manejabilidad del equipaje, especialmente si hay que cargar con el largas distancias. Permite diversificar más los medios de transporte ya que se podrán utilizar bicicletas y motos.

No obstante, puede llegar a ser muy incomodo y poco útil. La ropa hay que ponérsela varios días seguidos ya que no se dispone de más y no siempre hay el tiempo suficiente para lavarla; en algunos casos se puede llegar a sufrir condiciones climatológicas por falta de abrigo y llegado el momento nos puede faltar algo indispensable que no podemos adquirir en aquel lugar.