RENFE: la tragedia diaria

Muchos hoy se preguntaran que tiene que ver esta entrada con el turismo, pues bien, les diré que tiene MUCHO que ver, lean e imaginen.

Tengo la suerte (o la desgracia según como se mire) de vivir en el “Maresme” una comarca catalana y costera a pocos kilómetros de Barcelona. Las únicas maneras de conectar esta zona con la capital catalana son:

Por carretera: la increíblemente “segura” N-II que ostenta el título de “carretera más peligrosa de Cataluña”, y las “para-nada colapsadas” B-20 y C-31 junto con el “fluido” Nus de Trinitat. [Denótese por favor la total ironía de estos comentarios].

Otra alternativa de conexión son los 3 autobuses públicos de mala muerte que conectan las 2 zonas y que al ser muy irregulares y no tener carriles especiales habilitados para evitar los atascos, son una alternativa más bien inútil en el empeño del viajero a transportarse.

Y por supuesto existe otra manera: el tren, que en caso de funcionar bien, sería la ideal y más directa, pero como imagino adivinareis…. NO funciona. Se trata de nuestra queridísima (sobretodo para los catalanes) RENFE. [Denótese aquí también la ironía]. No he escuchado demasiadas quejas de otras partes de España si no contamos con las puntuales averías, pero en Cataluña esto ya es otro cantar! La palabra “puntual” debería sustituirse por “diaria”.

Las infraestructuras son prehistóricas (si si, esa época en la que la gente aun usaba taparrabos y vivía en cavernas). A esto hay que añadirle también su deterioro y falta de mantenimiento, y si esto lo sumamos a una inversión nula, una falta de planificación, una gestión de incidencias desastrosa y a un gobierno totalmente incompetente, el desastre está asegurado.

(Mejor no evocar aquel lamentable episodio en el cual Magdalena Álvarez, el mayor exponente de la incompetencia, metió baza).

El tren de hoy...

El tren de hoy...

Raro es el día que los trenes cumplen su horario establecido, no se quedan parados en una estación 20 minutos o lo que es peor dentro de un túnel otros 45 minutos. Los viajeros debemos sufrir una larga espera en un andén atestado para luego entrar a presión en un vagón aun más lleno (superando con creces la capacidad máxima permitida). Ais! Pero… ¿y lo bonito que es ese contacto físico con desconocidos, ese aliento soplándote en la nuca, esos malabarismos efectuados cuando el tren frena o ese olor profundo a humanidad de buena mañana? Sin duda una experiencia que nadie desearía perderse!

Líneas que se congelan, semáforos que por el frío no se encienden, catenaria que se rompe, trenes que se estropean, colapso en las estaciones o incluso inundaciones, son algunos de los problemas diarios de los trenes de cercanías de Renfe, y todo por el módico precio de 2,05€ el trayecto simple o casi 70€ de tarjeta mensual!

Por supuesto RENFE ha establecido un sistema de compensación, según el cual si hay retrasos que superen los 15 minutos el viajero puede reclamar y le dan “de regalo” un tíquet de 6 zonas. Muy bonito…. Lástima que la mitad de viajeros no conozcan que existe esta posibilidad y lástima también que muchos no puedan permitirse el lujo de llegar incluso más tarde para poder hacer la enorme cola de reclamación (véase la foto). Y esto RENFE lo sabe, y lo aprovecha!

Ayer por la tarde un trayecto de 35 minutos Plaça Cataluña (Bcn)Premià de Mar (Maresme), se convirtió en un trayecto de 1 hora y 15 minutos. Esta mañana, ese mismo trayecto ha durado 1:30 + el tiempo de hacer la reclamación (20 minutos).

Colapso en la estación

Colapso en la estación

Esto es una auténtica vergüenza y una falta de respeto para con los ciudadanos que dependemos de los servicios de RENFE. Pero esto, ahora en invierno, solo lo estamos sufriendo nosotros. Esperen a ver como llega el verano y con él la horda de miles de turistas que visitan o se alojan en poblaciones tan turísticas como Blanes, Mataró o Calella y se desplazan a Barcelona. Les digo por experiencia que observarles cuando algo de esto sucede es un espectáculo y una dosis de vergüenza ajena asegurada.

Pues nada lectores, aquí les dejo con un ejemplo más del tercermundismo en el que vivimos en este país, y esperando a que algún día nuestros políticos aprendan ha hacer las cosas como Dios manda, se despide una viajera.


3 comentarios

  1. No lo has podido describir mejor xD
    La verdad es que da pena… al menos a los del maresme os pusieron ya esos trenes “casi futuristas aerodinámicos” xd por nuestra parte aun tenemos los prehistóricos, y el que va hacia Lleida ya ni te digo, que parece que vaya a pararse en medio de la nada y no arrancar nunca más xD
    En fin…

    Hacía tiempo que no me pasaba por aquí🙂

    Muaks!

  2. Bueno bueno….esto de que nos pusieran trenes “casi futuristas aerodinámicos” no es tan bueno como parece. De hecho lo hicieron para que dejáramos de protestar!!! Y desde luego ya podemos tener trenes nuevos, que si las vías no van bien….

  3. Ya sabes de mi amor por el transporte público, asi k cm comprenderas intento evitarlo.. Pero no hara mas de una semana de una llamada enmedio de la nada, desde cierta estacion, donde cierto tren no llegó..y dnd me quede tiradisima..temiendo por mi vida.
    Suerte q hable contigo y que fui rescatada..
    Muaks nena^^

    pd: aunque no tenga el cariz informativo-viajero del resto de articulos, me encanta tu ira-ronia encubierta ^^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: